El Partido Popular denuncia la peligrosidad y el deterioro de varias canchas deportivas en el municipio de San Bartolomé

julio 31st, 2009

Estado de las canchas

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de San Bartolomé, Pedro Reyes, ha denunciado en Pleno el lamentable estado de deterioro en el que se encuentran las diversas canchas deportivas de uso público del municipio. Según Reyes, la situación de abandono de las instalaciones por parte de la administración local es palpable en los pueblos de Montaña Blanca, el Islote, Guime y Playa Honda.

Las instalaciones de estas localidades presentan vallados rotos, en ocasiones parcheados por los usuarios con maderas o piedras, con el peligro que ello conlleva en caso de caída; canchas de bolas abandonadas y llenas de hierba; grafitis y pintadas en paredes y suelos; ausencia total de alumbrado; canastas de baloncesto oxidadas y a punto de caerse; porterías sin redes y algunas sin anclajes de seguridad, o pavimento con hierros de fijación salientes. Deficiencias todas ellas fácilmente apreciables en el material gráfico aportado por los populares en la sesión plenaria.

Estado de las canchas

El Partido Popular considera que este tipo de canchas fueron pensadas con el fin de ofrecer un servicio de ocio a los ciudadanos y acercarles la posibilidad de practicar deporte, sin desplazarse, en aquellos pueblos que no requerían de unas instalaciones deportivas de mayor envergadura. “De ahí”, señala Reyes, “la  responsabilidad que tiene el Ayuntamiento de velar por  el mantenimiento y, lo que es si cabe más importante, por la seguridad de las mismas”.

Portería peligrosa

PELIGRO PARA LOS MÁS PEQUEÑOS
El Partido Popular critica duramente que en los dos años de mandato, el Alcalde de San Bartolomé, Marcial Martín, no haya tenido tiempo de visitar las instalaciones y preocuparse por arreglar los desperfectos cuando, en muchos de los casos, suponen un auténtico peligro para los usuarios, especialmente menores.

El portavoz del Grupo Popular, Pedro Reyes, ha mostrado su preocupación por la forma en la que se está llevando a cabo la revisión técnica de las instalaciones deportivas municipales y alerta del riesgo que acarrea, por ejemplo, tener porterías sin anclajes de fijación o que, en determinados casos, queden en el suelo los hierros del anclaje porque se han retirado las porterías. La presencia de estos amarres, tablones y piedras dentro de las canchas son un peligro en sí mismos y pueden provocar daños a los más pequeños.

Para Pedro Reyes, la situación de abandono es tan evidente que  sólo queda preguntarse “si el Alcalde y su grupo de gobierno hace distinciones entre los ciudadanos y si Marcial Martín considera que los usuarios de estas canchas, principalmente niños y jóvenes, son vecinos de segunda categoría y que, por tanto, no tienen derecho a disfrutar de unas instalaciones en condiciones”.

Comentarios cerrados.